En Mcity no podrás pelear con ningún conductor. ¡No existen!

coches autónomos

La ciudad artificial de Mcity ha sido creada por desarrolladores de la Universidad de Michigan, en colaboración con el Departamento de Transportes del estado y tiene calles, avenidas de hasta un kilómetro y medio de longitud, locales artificiales, semáforos, pasos de peatones, incluso peatones de mentira ¡y por supuesto vehículos!

Se trata del primer circuito con forma de ciudad artificial en el que es posible probar todas las características de los vehículos autónomos que van desarrollándose, desde su autonomía total hasta la capacidad de evitar accidentes e incluso de evitar atropellar peatones.

Lo cierto es que si bien esta ciudad fantasma da algo de miedo, el potencial que supone para la puesta en práctica de la conducción autónoma no tiene ninguna comparación con otro entorno en el planeta. De hecho, los desarrolladores tienen en mente que tras esta ciudad artificial, los coches autónomos sean probados en ciudades habitadas de verdad, concretamente en Ann Arbor, donde esperan hacer circular hasta 9.000 coches autónomos entre sus 117.000 habitantes.

Así será el coche del futuro

¿Cómo serán los coches del futuro?

Al ritmo que avanza la tecnología seguro que te has hecho esta pregunta. En el artículo de hoy hablaremos sobre los coches del futuro, pero no nos iremos al 2.500 o a muchos años vista, nos iremos hasta el 2.020. Aunque 7 años parezca relativamente poco, estamos en una época de cambios y 7 años puede ser mucho en la evolución de los coches. Nuestra propuesta es que en 2.020 los coches tendrán los siguientes extras o novedades:

Ordenador de a bordo gestionado con un smartphone

Una innovación que ya se está implantando pero que para 2.020 veremos en la mayoría de coches será la de gestionar nuestro coche a través de un smartphone. Con esta aplicación podrás, desde configurar el GPS hasta descargar música para tenerla en tu coche.

Así será el coche del futuro

Aparcar ya no será un problema

En 2.020 aparcar no supondrá ningún problema. Con los sistemas de aparcamiento automático, tan sólo tienes que indicar a tu coche dónde se tiene que aparcar para que este se aparque sólo. Incluso te dirá que sitios hay libres. ¿Qué fácil todo verdad? Pues bien, de momento lo más difícil está siendo los temas legales ya que la mayoría de países las leyes no permiten que los coches no vayan tripulados.

Medidor de salud al volante

Otro de los sistemas que revolucionará la seguridad vial será la propuesta que ya empieza a ser una realidad para medir nuestras constantes vitales mientras estamos conduciendo. El propio automóvil será capaz de detectar cualquier problema del conductor (como puede ser un infarto), para enviar un mensaje a los servicios de emergencia.

Para detectar estos problemas el asiento del conductor controlará los ritmos cardíacos del conductor.

Evitar obstáculos de forma automática

El futuro es automático para reducir los riesgos de sufrir un accidente en carretera. Así, si nos encontramos con un obstáculo en nuestro coche comprado en 2.020, se encargará de tomar el control para evitarlo. Sin que el conductor tenga que hacer nada. Además, las pruebas que se están realizando permiten al coche detenerse en caso de detectar un obstáculo siempre que vaya a una velocidad inferior a los 50 km/h.

Y en resumen, este será nuestro coche en 2.020. Un coche mucho más seguro, sencillo en la conducción y con grandes comodidades. El futuro ya está aquí y muy pronto empezaremos a ver estos modelos en la carretera. ¿Lo siguiente? Sin duda la conducción autónoma al 100% para reducir a cero los accidentes de tráfico.