vehiculos-transporte

Los mejores vehículos para conducir si ya tienes tu tarjeta de transporte

Hoy en día es fundamental para poder ejercer cualquier tipo de actividad relacionada con el transporte público por carretera contar con un título administrativo y profesional de transportista. No importa el tipo de actividad, pues ya esté relacionada con el transporte de mercancías, de viajeros o de productos, será imprescindible contar con el título de transportista, que puede ser expedido directamente por tu comunidad autónoma o por el Ministerio de Fomento.

Dicho certificado reconoce a los profesionales que están totalmente capacitados para ejercer la profesión de transportista, ya sea de mercancías o de servicio público. Una vez cuentas con este certificado será cuando puedas hacerte con tu tarjeta de transporte, un documento que también es necesario para trabajar como transportista.

Para obtenerla es necesario superar una prueba, que se publica una vez al año en el Boletín Oficial de cada Comunidad Autónoma, con un mes de antelación como mínimo. Una vez seas poseedor de tu tarjeta de transporte, podrás conducir diferentes vehículos para poder ejercer tu actividad como transportista como apunta http://tarjetasdetransporte.info/.

Y es que somos perfectamente conscientes de que muchos de vosotros no estáis muy puestos en el sector de las tarjetas para transporte, por ello hemos querido dejaros todo lo más claro posible y aportaros la máxima información que consiga aclararos el asunto. Así que si te encuentras en esta situación, ponte cómodo, presta atención y toma nota. Esto te interesa.

Transportes pesados y ligeros

Dependiendo del tipo de tarjeta que hayas obtenido podrás conducir vehículos ligeros o vehículos pesados. En el año 2013 pasaron a considerarse transportes ligeros aquellos vehículos de hasta 3.500 kilos, mientras que los vehículos pesados son los que tienen un peso superior a esta cifra.

En función del vehículo que vayas a necesitar para llevar a cabo tu actividad, necesitarás hacerte con un tipo de tarjeta u otra. Tres son los diferentes tipos de tarjetas de transporte que existen: las tarjetas MDSL (autonómicas), las tarjetas MDL (ligeras) y las tarjetas MDP (pesadas).

¿Qué requisitos hay que cumplir para cada tarjeta?

En aquellos vehículos cuya MMA sea mayor a los 2.000 kg será necesario como mínimo contar con una tarjeta transporte ligera (MDL), y si no es superior a los 3.500 kilos, ni siquiera necesitarás contar con el certificado de transportista, sino que te será suficiente con estar al tanto de los requisitos de antigüedad del propio vehículo. Lo que debes tener en cuenta es que cada dos años deberás renovar tu tarjeta.

Ya en aquellos vehículos con un peso superior a los 3.500 kilos pero que no tienen una carga útil que supera las 3,5 toneladas, podrán continuar con su tarjeta MDL, pero sí que necesitarán cumplir los requisitos de profesionalidad, honorabilidad y capacidad económica, que será de 9.000 euros en el caso del primer vehículo, y de 5.000 en los siguientes.

Así que ya lo sabes, si quieres ejercer como transportista deberás hacerte con tu tarjeta para que no tengas ningún tipo de problema a la hora de trabajar. Y si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.