7_Conduccion-con-viento-lateral

Cuidado con el viento cuando conduces

Es muy habitual cuando se acercan estas épocas del año ver multitud de recomendaciones sobre como conducir con lluvia, nieve o llevar cuidado con el hielo que podemos encontrar en la calzada por la mañana. Sin embargo, hay otro factor meteorológico que también puede ser muy peligroso cuando vamos al volante, se trata del viento.

Cómo conducir con viento

7_Conduccion-con-viento-lateral

Cuando detectas que las rachas de viento están siendo más fuerte de lo habitual, es importante tomar una serie de precauciones para evitar sustos.

  • Lo primero de todo es reducir la velocidad y evitar cambios bruscos en ella, fuera acelerones y frenazos, mejor una aceleración constante.
  • Evita movimientos bruscos de dirección, sujeta bien el volante y haz que tus maniobras sean suaves.
  • Importante mantener el coche bien situado en el centro del carril. Piensa que si un bandazo de aire provoca el desplazamiento de tu vehículo aunque sólo sea un poco, conducir pegado a una de las líneas puede suponer un golpe, bien contra una valla o bien contra otro vehículo.
  • Apura más las marchas ya que conduciendo a revoluciones más altas de lo normal te será más fácil mantener la trayectoria de tu coche.
  • Cuidado cuanto entres y salgas de un túnel ya que los cambios en la intensidad del viento son muy notables y pueden darte algún susto.
  • Si vas a adelantar ten mucho cuidado sobre todo cuando hablamos de camiones o autobuses que hacen un efecto de parapeto. Cuando los acabes de superar el golpe del viento será notable y puede desequilibrar la trayectoria del vehículo.
  • Ten clara siempre la dirección del viento y su intensidad. Fíjate en los árboles y sus movimientos, te darán una muy buena pista de la situación.

¿Cuándo se vuelve peligroso el viento?

Es cierto que muchas veces podemos encontrar rachas de viento, es habitual en estas épocas, pero hay determinados factores que deberán alertarte de que hay que poner en marcha las alarmas y los cinco sentidos en la carretera.

  • El ruido es mucho mayor, a pesar de ir dentro del coche sientes el viento debido a su fuerza.
  • Si tienes la sensación de que al coche le cuesta avanzar es porque el viento es lo suficientemente fuerte como para afectar a su aceleración. De la misma forma puede ocurrir al contrario.
  • Ayúdate de las señales que puedes encontrar en la carretera en las que advierten de zonas con fuerte viento lateral.