caja-cambio-compressor

Mecánica y funcionamiento de las cajas de cambio reparadas

Para aquellos aficionados de la mecánica automovilística les resultara curioso el funcionamiento de las cajas de cambio reparadas de http://www.talleresleyda.es.

Se trata de un elemento de transmisión que esta entre el motor y las ruedas y modifica el número de revoluciones de éstas e invierte el sentido del giro cuando las necesidades de las marchas lo requieren. Actúa como un transformador de velocidad y convertidor de par. Si el motor transmitiera el par a las ruedas directamente sería suficiente para que el vehículo se moviese en un espacio llano. Sin embargo, al subir por una pendiente el motor no tendría suficiente fuerza y disminuiría gradualmente la velocidad, se perdería potencia y llegaría a pararse. Es necesario, para evitar esto, colocar algo que permita variar el par motor según las necesidades de la marcha. Es decir, la caja de cambios disminuye o aumenta la velocidad y a la vez aumenta y disminuye la fuerza del motor.

La potencia transmitida debe ser igual en todo momento a la potencia absorbida en llanta, porque el par motor se transmite a las ruedas y crea en estas una fuerza de impulsión que vence la resistencia que se opone al movimiento.

De no existir la caja de cambios, las revoluciones no se transmitirían a las ruedas íntegramente y, por consiguiente, el par que se desarrolla por el motor sería igual al par residente en las ruedas. Si el par resistente aumenta, aumentaría la potencia del motor para mantener la igualdad. En todo caso se ha de contar con un motor de potencia exagerada que absorba en cualquier circunstancia los regímenes de descarga que se originen en las ruedas en el desplazamiento. Con la caja de cambios se logra mantener la potencia desarrollada por el motor dentro de unas condiciones óptimas.

Caja-de-cambios

Las cajas de cambio reparadas manuales son cajas de cambio de engranajes paralelos. Es la más utilizada para vehículos de serie por su fácil funcionamiento. Lleva piñones de acero al carbono que están acoplados en pares de transmisión y van montados en unos árboles paralelos que se apoyan en cojinetes dentro de una carcasa, que sirve de alojamiento a los  piñones y los demás dispositivos de accionamiento. Los piñones están engranados constantemente a cada par de transmisión y son de dientes helicoidales que permiten que su funcionamiento sea más silencioso y tenga un mejor contacto con la superficie y así, reducir el desgaste de los mismos.

Los dientes del piñón conductor y del conducido son primos entre sí para repartir el desgaste y evitar vibraciones en su funcionamiento.

También existen las cajas de cambio automáticas, más complejas si cabe, y junto a ellas, todas las opiniones sobre cual es mejor y cual peor. Eso va de la mano de cada persona y  de lo que quiera. ¿Tú de cuál eres?