Mercedes y McChip-DKR llevan el AMG GT a los 600 caballos

El nuevo Mercedes-AMG GT es el destinado a sustituir al famoso (aunque aparatoso) SLS con el objetivo de ofrecer una experiencia más estable, eficiente y una máquina que, aunque más compacta, rompiera récords con la anterior.

Pese a contar con un motor ligeramente menor (un V8 4.0 frente a un V8 6.2), lo cierto es que el aplicarle un sistema de turboalimentación de categoría S ha conseguido aupar al superdeportivo hasta más de 500 CV de potencia.

Sin embargo, ha sido el “toque” especial de los responsables de McChip-DKR lo que hace más especial todavía a este modelo. Una pequeña reprogramación ha ascendido hasta los 590 CV la capacidad del corazón de este Mercedes-AMG GT y ahora disfruta además de un par máximo de 750 Nm, convirtiendo al superdeportivo en uno de los más imponentes mecánicamente hablando de toda la actualidad.

Lo más sorprendente es que esta “mejora” tan sólo requiere una pequeña inversión de apenas 2.000 euros, calderilla para quienes se planteen adquirir vehículos de este tipo.