Un tuning de superlativos: la subasta del coche de un super-heroe

automovil antiguo

El 14 de enero de 2011 se estrenó la película de superhéroes “El Avispón Verde” (también conocida como The Green Hornet). Un papel principal en esta película lleva un coche indestructible equipado con armas de fuego y que resulta ser una fortaleza móvil sobre ruedas. Esta arma construida sobre un automóvil retro se llama The Black Beauty. Esta belleza negra equipada con armas como ametralladoras y misiles ahora se subasta.

Obteniendo la adjudicación de The Black Beauty, el conductor ya no tendrá problemas de estar en atascos nunca jamás dado que en el momento de echar un vistazo al espejo retrovisor no solo se puede observar un coche clásico enorme sino también dos ametralladoras montadas sobre su capot. No hay quien no se eche a un lado voluntariamente para dejar paso viendo esto.

Aparte de impresionar y asustar a primera vista, la Black Beauty realmente es una auténtica belleza. Está basada en un coche Imperial del año 1965. Los automóviles con esta denominación de modelo al principio eran fabricados por Chrysler. Más tarde Imperial se convirtió en marca propia dentro del consorcio de Chrysler. El coche clásico está equipado con su motor original que emite un sonido sensacional.

La situación actual de su tacómetro es de 115.000. Pero las ametralladoras encima del capot no son las únicas piezas de tuning de este coche clásico, pues debajo de los parachoques delanteros y por detrás de este Imperial se encuentran en total una docena de misiles. Además hay un lanzallamas.

Aunque naturalmente no se puede disparar con las armas disponibles, el futuro nuevo propietario seguramente tendrá problemas en el momento de presentarlo ante los técnicos para realizar la ITV. Y no es que aquí se presente el lado español sino será más bien a nivel europeo que no se admitiría en ningún país ametralladoras encima del capot. Esto no por ser armas sino por la limitación a la visibilidad. Además en caso de los misiles estos serán juzgados como piezas de vehículo con bordes agudos y por lo tanto clasificados como altamente peligrosos. La subasta todavía está en curso y la oferta máxima ha llegado a algunos 38.000 dólares.