Volkswagen Beetle 2012

Volkswagen se las ingenió para revivir el Beetle de aquel entonces manteniendo un diseño muy parecido a su predecesor. Unos años después de ese gran lanzamiento, la marca alemana lanza el modelo del 2012 que, evidentemente, fue mejorado.

El nuevo Beetle es un vehículo que expresa alegría, personalidad y colorido tanto en su presentación exterior como en la de su interior. Nosotros tuvimos la oportunidad de manejar un modelo color rojo apasionado y diría yo hasta atrevido. Fue muy difícil pasar desapercibido con el nuevo Beetle, pero definitivamente los gestos de admiración nunca faltaron.

El modelo del 2012 luce más robusto y con más carácter que el modelo anterior, con algunos rasgos distintivos como el diseño redondo de los faros (por primera vez con faros Bi-xenón opcionales con luz diurna LED), guardafangos expuestos, la forma del capot y de los faldones, así como la integración de las llantas de 19 pulgadas y el alerón trasero.

La tercera generación del Volkswagen Beetle se caracteriza principalmente por una modificación completa de los parámetros ergonómicos y del interior. La posición de manejo cambió un poco con respecto al modelo anterior. Esta versión permite experimentar una ágil sensación de coupé al estar ubicada unos centímetros más alta que la de su predecesor.

En el interior ofrece una combinación llamativa del color exterior en algunos de sus acabados. El nuestro combinaba los colores rojo y beige que encajaban muy bien en la presentación de su tablero, que ya no cuenta con el recipiente para la flor como los modelos anteriores.

Su sistema de audio es presentado de una forma muy creativa y curiosa en el display digital. Se pueden pre programar 18 estaciones de radio mediante botones virtuales que se operan mediante la pantalla táctil. Al principio intimida un poco pero luego de practicar un par de veces encontramos que este aditamento complementa muy bien el sistema de entretenimiento del automóvil.

El modelo básico no es el precisamente un auto para el tipo de conductor entusiasta que solo quiere pisar el acelerador y recibir una descarga de torque y potencia. También algunos encontrarán que no tiene gran agilidad. El Beetle ofrece a sus compradores una potencia de 177 caballos de fuerza y 170 libras por pie lineal de torsión que genera su motor de 5 cilindros de 2.5 litros. Comparado con el modelo anterior, el nuevo escarabajo del 2012 ofrece 20 caballos más y 7 libras adicionales de torsión.

Para incrementar el “fun factor” (factor de diversión) los compradores del Beetle deben considerar la versión con motor 2.0 turboalimentada que alcanza los 200 caballos de fuerza y 207 libras de toque, las mismas cifras que tiene su hermano el GTI al utilizar el mismo motor.

La transmisión del nuevo Beetle, cuya tracción se encuentra en el tren delantero, sigue siendo la misma del modelo anterior con cinco velocidades si se escoge la versión manual o seis velocidades si se prefiere la automática.

Para tener una mejor ideas de las dimensiones del nuevo modelo, el Beetle 2012 tiene un ancho de 71.2 pulgadas, una altura de 58.5 pulgadas y una distancia entre ejes de 98.8 pulgadas. Los niveles de economía del Beetle alcanzan 22 mpg en la ciudad y aproximadamente 31 en autopista. El precio básico sugerido comienza en los $18,995 dólares.