Cadillac Ciel Concept

En el primer día de la feria internacional de autos lujosos que se realiza en el estado de California, Cadillac expuso el Ciel Concept, una berlina sin techo que abre un nuevo capítulo en el diseño de la marca y que significa el ascenso del producto mediante la conjunción entre arte y ciencia aplicadas en un nuevo estrato.

Según la automotriz, el Ciel, cuya traducción en francés es “cielo”, emula el gran turismo visto en los greens en Pebble Beach pero con un toque moderno que proyecta la visión de Cadillac hacia el futuro. Consta de un motor de 3.6 litros y 6 cilindros en V con doble turbo que es asistido por otro impulsor eléctrico. Este último es abastecido por una batería de ion litio.

El exterior de este descapotable dispone de un color exclusivo similar al de un Cabernet, que se inspira en la tonalidad que otorga una copa de vino tinto al ser puesta en contra de la luz del sol. Las puertas son de estilo francés, es decir, que las traseras se mueven de manera opuesta a las delanteras para revelar una perfecta vista panorámica del interior. Por su parte, las líneas de diseño que van desde la nariz hasta la cola, acentúan la forma del cuerpo y mejoran la visual.

Además, está equipado con ópticas de LED, el marco del parabrisas cromado, llantas de 22 pulgadas y frenos cerámicos. Sobre los costados, aparecen acabados brillantes que contrastan con la tonalidad de la berlina y que hacen que se destaque, aún más, la estética.

Una distancia entre ejes de 125 pulgadas hace que el espacio en el habitáculo sea más generoso. Con capacidad para cuatro ocupantes, los asientos están divididos por una consola central “flotante” que comienza en el panel de instrumentos y que crea un espacio muy personal para cada pasajero, los cuales disponen de un dispositivo de almacenamiento con carga inductiva y la conectividad Bluetooth.

Todos los asientos son eléctricos, tienen calefacción y aire acondicionado, un cajón que contiene protector solar, gafas de sol y toallas, y humidificadores para puros. Aquellos que viajan en la zona trasera pueden tirar de una lengüeta de cuero que revela una manta de cachemira para evitar un escalofrío.

El interior cuenta con umbrales plateados e iluminados en los marcos inferiores, tonalidades beige degradas y apliques decorativos de madera de olivo italiano reciclada, cuero y detalles metálicos mecanizados. Con la intención de no interferir en el placer de la conducción, la instrumentación es transparente.

Construido en el Centro de Diseño de Hollywood que posee GM, el Ciel recién hace su aparición como un prototipo, pero sin dudas podría ser considerado como un automóvil convencional.