Chevrolet Volt 2011

Por el 15-10-2011 Categoria: Chevrolet

El Chevrolet Volt es un coche que puede funcionar durante unos 60 kilómetros aproximadamente —según cómo se conduzca esta distancia puede incrementarse o reducirse en unos 20 kilómetros— como coche eléctrico gracias a un motor de 151 CV. Cuando la batería se descarga, otro motor, en este caso de gasolina, hace que un generador produzca energía eléctrica, lo que permite recorrer otros 500 km más.

Las entregas comenzarán en España en febrero de 2012, aproximadamente. El Opel Ampera, que es básicamente el mismo coche, llegará más o menos a la vez. El Volt tiene un precio ligeramente menor (41 950 Euros) al del Ampera (42 900).

La batería se carga conectado el automóvil a la red eléctrica de 230 V durante algo menos de cuatro horas. El cargador se encuentra bajo el piso del maletero , por lo que es necesario sacar la carga para poder utilizarlo. Es posible seleccionar cuatro intensidades de carga (16, 13, 10 o 6 amperios) lo que, en principio, debería permitir recargar la batería en cualquier enchufe sin que salte el PIA (el interruptor automático que controla la sobrecarga en la red). Cuanto menor es la intensidad seleccionada mayor es el tiempo necesario para la recarga. El cargador debe conectarse a la toma que hay en la aleta delantera izquierda .

El consumo del Volt, una vez que está agotada la batería, no es especialmente bajo. La capacidad del depósito es de 35 litros, así que según la autonomía que declara Chevrolet (500 km) el consumo está en torno a 7 l/100 km. Por tanto, no es el coche más idóneo si se va a utilizar para recorrer distancias grandes: un coche Diesel de su tamaño y potencia gastaría menos.

El Volt tiene 5 puertas y mide 4,5 m de longitud, un tamaño similar al del Prius. Comparándolo con éste, es menos aerodinámico (Cx de 0,28 en vez de 0,26), tiene cuatro plazas en vez de cinco —las traseras menos espaciosas— y un maletero de menor capacidad. El interior tiene materiales de recubrimiento más vistosos pero hay detalles algo pobres —como las piezas que ha utilizado Chevrolet para cubrir el espacio entre los dos asientos traseros y la tela que hace de cortinilla cubre equipajes; — y no tiene más equipamiento.

Los intrumentos y mandos son peculiares. En el primer caso porque la información se muestra en una pantalla tras el volante con unos gráficos y unos datos nada habituales en un coche actual. Hay otra pantalla en la consola, táctil, que sirve para controlar los elementos de información y entretenimiento y el climatizador. También puede utilizarse para mostrar información sobre la energía de los sistemas, el flujo de la energía y para controlar el proceso de carga de la batería. Además de los mandos habituales (palancas en la columna de la dirección y mandos en el volante) hay otros, todos los de la consola, que se activan pulsando sobre una superficie lisa de color blanco, como si se tratase de una pantalla táctil o de los mandos de una cocina vitrocerámica .

Como a poca velocidad el ruido que produce es casi nulo tiene dos tipos de bocina, una normal (presionando la parte central del volante) y otra, que emite varios pitidos sucesivos muy breves y de poca intensidad, para advertir de su presencia a los peatones (pulsando un botón en la palanca de los intermitentes).

La fabricación de los Chevrolet Volt se lleva a cabo en la planta que GM tiene en Hamtramck, al lado de Detroit, en el estado de Michigan.

 

 

 


ESCRIBE UN COMENTARIO