El nuevo sedán Audi S8

Por el 14-10-2011 Categoria: Audi

 

El Audi S8 es un sedán grande de lujo que es impulsado por un motor V8 biturbo que genera una potencia máxima de 520 HP. Se pasa de cero a 60 mph en apenas 4,2 segundos y la velocidad está graduada a 157 mph. La transmisión tiptronic de ocho marchas se combina con una tracción quattro que trabaja con un diferencial central autoblocante.

El selector de marcha integra el sistema de gestión del motor, el tiptronic de ocho velocidades y el diferencial deportivo. El conductor puede determinar cómo estos componentes deben trabajar con los modos de manejo disponibles. Las ruedas tienen el tamaño de 265/40 R20, aunque Audi también ofrece llantas con 21 pulgadas.

La estructura posee una parrilla single-frame con acabado en gris platino, ocho puntales dobles con acabado cromado, la defensa en aluminio con entradas de aire laterales y aletas de color negro brillante. A los lados del umbral las manijas de las puertas y carcasas de los espejos son de aluminio pulido. Lo mismo sucede con el difusor trasero, mientras que la doble salida de escape son en cromo.

Dentro del S8, los asientos exclusivos se pueden ajustar electronicamente. El volante multifunción deportivo es de cuero, posee un color diferente de costura y también tiene una insignia S8 como los instrumentos. Hay una amplia selección de colores para los embutidos y la tapicería.  

El carro cuenta con cancelación de ruido activa (altavoces que emiten sonidos con onda inversa a los ruidos para conseguir el silencio), la desactivación selectiva de cilindros para reducir el consumo y un diferencial trasero de control electrónico para mejorar el paso por curva.

Como equipamiento de serie hay control de crucero adaptativo, Audi lane assist, vista nocturna, asistente de cámara de estacionamiento, cuatro pequeñas cámaras para capturar imágenes de las inmediaciones, cimputadora de viaje, disco duro, un monitor de alta resolución de ocho pulgadas, sistema Bluetooth y Bang & Olufsen Advanced Sound System, con su amplificador y los altavoces.

¿Quedo con ganas?


ESCRIBE UN COMENTARIO